Por motivos de jubilación se traspasa churrería, cafetería y pastelería en la localidad de Membrilla, un negocio con casi 40 años de tradición.